El reto de la ducha fría

¿Te atreves a intentar superar el reto de la ducha fría?
Ducha fríaDejando a un lado lo que es la temática más convencional de nuestro portal web, dentro de las noticias ciencia vamos a hacer una incursión dentro del mundo de la salud, para dar paso a una serie de consejos relacionados con una actividad que, aunque no lo parezca, resulta ser muy beneficiosa para nuestra salud.
Hablamos por supuesto de la ducha fría.

¿En qué consiste el reto que vamos a proponeros? En ducharse en agua fría durante 30 días seguidos.
Esto no es lo realmente importante, ni lo que vamos a tratar de comentar en este artículo, lo que pasaremos a hacer ahora es comentar los increíbles beneficios que nos aporta darnos una ducha fría.





Todos los órganos de nuestro cuerpo necesita nutrirse y abastecerse con la sangre que corre por nuestras venas y arterias. El mejor beneficio de la ducha de agua fría es el hecho de que mejorará nuestra circulación sanguínea (contracción de las venas, reactivación de la circulación, la piel se tersa, se lleva sangre y oxígeno a cada poro del cuerpo...)
Con la ducha fría sentiremos el cuerpo mucho más descansado, y es perfecta para despertarse por la mañana. Es probable que os ocurra que, al ducharos en caliente, salgáis del agua a las 7 de la mañana y aún no estéis completamente despiertos. Esto se acabó con la ducha de agua fría. Estudios recomiendan esta actividad incluso para personas que padecen de asma.
Conseguiremos tonificar y revitalizar los músculos del cuerpo, además de otros muchos beneficios como la prevención de la calvicie, estimulación del sistema inmunológico...

Además, si queremos realizar algún tipo de ejercicio de meditación, la ducha fría es un punto final o introducción para ellos.


Como recordatorio, es importante secarse y calentarse rápidamente al salir de la ducha fría, es necesario que el cuerpo y nuestros órganos recuperen lo antes posible la temperatura adecuada, por lo que es muy recomendable moverse y secarse rápido al salir del agua, sobre todo los pies, y a continuación vestirnos, ya preparados para un día lleno de energía. Pero con esto no decimos que sólo sea recomendable practicarlo por las mañanas, cualquier momento es bueno, por la mañana, por la noche, antes de salir por la tarde, después del gimnasio o la piscina...

Por eso hoy os traemos el reto que se está haciendo popular a lo largo de todo el mundo, y que por desgracia, aún no se ha expandido lo suficiente por los países hispanohablantes, algo que vamos a tratar de remediar desde PressingF5, que es el reto de 30 días de la ducha fría.

El reto consiste en tomar una ducha fría cada día durante 30 días. ¿Parece sencillo, no?

Gente que ha superado el reto (entre la que nos encontramos, como es obvio, no vamos a recomendar algo que no hemos probado), reporta que la experiencia ha sido realmente positiva. La ducha fría aporta un incremento de energía, claridad mental, estado de alerta, motivación, y mucho más.

Puede que a primera vista parezca algo muy complicado de cumplir, y los primeros días costará mucho acostumbrarse, pero merece la pena.

Se puede comenzar con 25% de agua caliente y 75% de agua fría, pero se recomiendo que a lo largo de la ducha se llegue al final al 100% de agua fría.

A partir de los 10 días, garantizamos que el sufrimiento se aliviará, y a los 30 días, sin temblar, podrás ducharte en agua completamente fría, dejando que el agua helada rodee tu cuerpo, sintiendo una agradable fuente de energía, sin pasarlo mal, estando muy relajado.

Ducha fría


Una vez alcanzado ese nivel, es tu decisión si continuar o no, pero tanto si lo haces como si no lo haces, te sentirás muy bien contigo mismo habrás completado un reto que te has propuesto a ti mismo, y eso siempre es increíblemente reconfortante.
Si realizas el reto de 30 días de ducha fría, te garantizamos que terminarás transformado, te habrás dado cuenta de que eres el tipo de persona que puede proponerse una tarea y terminarla completamente sin mirar atrás, habrás ganado un gran control sobre tí mismo, te sentirás mejor haciendo cosas que antes te echaban atrás, y sobre todo, estarás mucho más lleno de energía y te sentirás genial contigo mismo.

Esto te lo podemos garantizar al 100%, ahora es tu turno, ¿eres capaz de superar el reto de los 30 días de ducha fría?


Agradecemos tus opiniones, experiencias o seguimientos en los comentarios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario